Solo Coapa

Descubre el Lado A de la Ciudad de México:

Descubre el Lado A de la Ciudad de México:

Curiosidades que Vive Diario un Verdadero Chilango

Los chilangos, habitantes de la Ciudad de México, son conocidos por su ingenio, sentido del humor y amor por su ciudad. Aquí te presentamos algunas cosas sorprendentes, graciosas y que en pocos lugares del mundo disfrutan, Así es que bienvenido al lado A de”Chilangolandia”.

Gastronomia Chilanga el “Arte” de la quesadilla, las guajolotas y mas garnachas

El tepache, una bebida fermentada de piña, las guajolotas, y las quesadillas, han alcanzado niveles insospechados en la ciudad de México y se convirtieron en combinación clásica de la gastronomía del chilango en las esquinas de la ciudad. Los chilangos aprecian el humor involucrado en la elección de estos manjares, ya que, a veces, enfrentarse al picante es tan valiente como enfrentarse al tráfico.

Los chilangos conocen la emoción de participar en una auténtica carrera por los tacos de canasta. La competencia es feroz, pero la recompensa de saborear unos deliciosos tacos hace que valga la pena el esfuerzo cómico.

El Desayuno Nacional: Tamales y Atole

Los chilangos tienen una tradición única de disfrutar tamales y atole en la mañana, especialmente antes de llegar a la escuela u oficina. Esta combinación deliciosa y reconfortante se ha convertido en un desayuno infaltable para muchos que incluso ha dado origen a negocios de tamales gourmet y otras maravillas.

La cultura del Taco

Los chilangos tienen un lenguaje secreto al ordenar tacos. Decirle al taquero primo, compadre, cuñado, es indicativo de que eres un buen consumidor de tacos. “Dos con todo menos con pasto”, “dámelo con copia, o sin copia, si estas a dieta”, “tienes de la que pica” te pone en un lugar superior al resto de los comensales, todas estas frases forman parte de un código común que revela la complicada relación entre el hambre y el taquero.

Conocer las mejores taquerías de toda la Ciudad de México, te lleva a un nivel dios de la gastronomía chilanga, no es raro escuchar al compita que le dices que vas a ir visitar a tu brother  Azcapotzalco y te recomienda que no puedes dejar de ir a los tacos de Don Chucho, si vas a San Ángel, que conozcas a Doña Mari y si vas a Coapa, que vayas con los primos de División del Norte.

Las Quesadillas Chilangas; Únicas en el mundo.

Y por último, solo un chilango sabe que las quesadillas pueden ir sin queso, puedes disfrutar de una extensa lista de quesadillas de hongos, de carne, de pollo, de huitlacoche, de panza, las nuevas y deliciosas quesabirrias, de chicharrón y una lista que solo encuentra final, en la creatividad y destreza del cocinero.

La “Lucha” Diaria en el Tráfico y sorteando los baches

En la Ciudad de México, el tráfico es una realidad ineludible, pero los chilangos han convertido esta experiencia en una comedia de enredos. Las estrategias para sobrevivir al tráfico incluyen rituales antiestrés, playlists dedicadas al caos vial y hasta celebrar cuando llegas a tu destino en un tiempo récord y publicarlo en la redes lo cual te califica como digno contendiente del Checo Pérez, y aseguras que fácilmente puedes superar sus hazañas.

Pero también gracias al tráfico, los chilangos han desarrollado habilidades sociales excepcionales mientras hacen amigos en el tráfico, intercambiando miradas cómplices y gestos que solo ellos entenderán.

En la Ciudad de México, evitar baches se ha convertido en un deporte no oficial. Los chilangos han perfeccionado la técnica para sortear estos obstáculos urbanos con gracia y estilo, convirtiendo un trayecto en la ciudad en una suerte de juego de habilidad automovilística.

“El Metro es un Mundo Aparte”

Los chilangos saben que el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de la Ciudad de México es más que un simple sistema de transporte, es conocido por ser una jungla urbana durante las horas pico. Es un escenario donde ocurren historias tan peculiares que podrían inspirar una serie de comedia. Desde vendedores ambulantes con talento hasta personajes excéntricos, el metro es un universo cómico en sí mismo.

Los chilangos han perfeccionado la habilidad de entrar y salir de los vagones como si fueran protagonistas de una película de acción, Misión Imposible, Indiana Jones, Mad Max, y muchas otras de las grandes películas de acción, nos recuerdan las hazañas que suceden en el metro capitalino, donde aprendes a sobrevivir y lidiar multitudes con gracia y estilo.

La “Gimnasia” de las Escaleras del Metro

Subir y bajar las escaleras del metro puede ser una sesión de ejercicio inesperada más sofisticada que las clases de Shaun T, Insanity o de Less Mills de Body Combat. Los chilangos han perfeccionado la técnica de esquivar a los demás pasajeros mientras suben o bajan las escaleras, convirtiendo cada viaje en una coreografía única.

Logística de Supervivencia

A parte de la experiencia de viajar en el metro, los chilangos tienen que rifar la vida en todo tipo de transporte público. Uno de los grandes aprendizajes es que han perfeccionado la técnica del codazo sutil para asegurarse un lugar en el Metrobús, el micro, o cualquier otro transporte compartido. Este movimiento estratégico, ejecutado con precisión milimétrica, es la clave para conseguir un asiento en un viaje que de otro modo sería todo menos cómodo.

El “Trolebús” y su Viaje al Pasado

El trolebús, con sus cables eléctricos y aspecto retro, es una especie de máquina del tiempo que transporta a los chilangos a otra época. Montar en el trolebús es como tomar un viaje nostálgico, humorístico y muy salvaje por las calles de la ciudad.

En el transporte público, la guerra por conseguir un asiento es feroz. Los chilangos han perfeccionado estrategias para detectar que asientos pronto estarán disponibles y llegar a ellos antes que nadie. Las miradas, el colocar tu brazos y antebrazos para ocupar más lugar, forman parte de maniobras que el mismo Napoleón envidiaría.

El albur, los dichos y los Insultos Cariñosos

Los chilangos son maestros en el arte del albur y los insultos cariñosos. Pocas veces escucharas una plática entre dos chilangos sin ser sazonado con el albur. Pero este arte, puede ser utilizado transacciones comerciales, sutilmente, solo para satisfacer la imaginación del que expresa el albur. Así, puedes ir a un mercado, a un tianguis y escuchar al vendedor de frutas, verduras u otros insumos dirigirse a la ama de casa con “pásele güerita, tenemos el plátano en su punto”, “como va a querer su papaya hoy” ¡Llévele marchanta!, pásele güerita; ¡escójale, escójale!; ¡se lo doy bien pesado! y una larga lista de frases, que, aunque en muchas ocasiones las otras personas no las entiende, pero que llena de satisfacción y orgullo al que la extiende, creando un ambiente de humor entre los espectadores. En el transporte, en todos los niveles educativos, en la oficina, hasta en lugares inimaginables puedes ser víctima del albur.

La “Cultura” del “Créeme we”

La Ciudad de México tiene una cultura de chisme que los chilangos abrazan con orgullo. La imaginación y en ocasiones la mala saña, crean las historias más inverosímiles. Desde el taxista “seduciendo la vida”, tu cuate el “todas quieren”, tu vecina la “todo sabe” y su habilidad para enterarse de la vida de los demás, ya sea de vecinos, políticos o celebridades y su contundente “yo nunca me equivoco, es un arte que los chilangos perfeccionan y disfrutan, convirtiendo el cotilleo en una forma de entretenimiento.

Marketing Chilango

Las Ofertas de los Vendedores Ambulantes

Los vendedores ambulantes son una parte integral de la vida chilanga. Desde chicles hasta gadgets inusuales, los chilangos han aprendido a apreciar las ofertas ingeniosas y a menudo cómicas de estos vendedores callejeros.

“Le venimos ofreciendo el artículo de moda, de novedad…”

“Sí, mire, damita, caballero: va llevarse a la venta un nuevo dispositivo contra el calor, sustentable, no usa baterías, es el nuevo abanico de papel, con tecnología de vanguardia. Es un excelente regalo para la novia, el novio, la mamá o el niño, la niña. Lleve su abanico por 10 pesos, 10 pesos le vale, 10 pesos le cuesta, solo extienda sus aspas aerodinámicas de fibra de celulosa y mueva rápidamente de un lado a otro y generara aire refrescante”.

“Para esa sudoración esos gases pestilentes cuantas veces no le han dicho que le huele la boca, háblame de perfil la gente le cabecea, oiga usted debe de saber q existen tres tipos de ipecacuana La Blanca la Roja y la negra…”

Los Nombres Creativos de los Negocios

En la Ciudad de México, los negocios a menudo tienen nombres creativos y humorísticos. Desde peluquerías hasta taquerías, los chilangos disfrutan de la originalidad y el ingenio en la elección de nombres para sus establecimientos.

Zucarnitas en avenida Santa Ana en la colonia Avante, La McTorta del Chavo del 8, el Jurassic Pan, el Bar Veider, Sushi ‘n’ Gada, carnicería “Paul MasCarney”, la estética del “Joven con Manos de Tijera”, etc.

Recorrer la Ciudad de México a través de los ojos y el humor de un chilango revela un lado único y cómico que hace que esta metrópolis sea aún más encantadora. ¡Prepárate para reírte a carcajadas mientras descubres la ciudad con la actitud chilanga!

La Lógica Chilanga

En la Ciudad de México, las distancias se miden en tiempo, no en kilómetros. Un chilango te dirá si vas al centro que está “a una hora” de distancia, la colonia del Valle a 45 minutos, independientemente de la distancia física. Es la manera peculiar de lidiar con el tráfico constante.

Cruzar las calles en la Ciudad de México puede ser todo un desafío, pero los chilangos lo convierten en un arte. Con una combinación de valentía, agilidad y señales no verbales, cruzar una calle se convierte en un espectáculo cómico digno de aplausos.

Por todo esto, ser chilango va más allá de ser solo un habitante de una de las ciudades más grandes del mundo, ser Chilango es abrazar un estilo de vida lleno de humor, ingenio y una perspectiva única que hace que cada día en la metrópolis sea una experiencia memorable.

1 Comentario


  1. edgar alan

    Soy orgullosamente Chilango y privilegiado por nacer en el sur de la ciudad en Coyoacán por Coapa y lo más Chilango Pues hay varias cosas dejo solo 5 de mi preferencia y gratos recuerdos.
    1 Las muertortas de Acoxpa al salir del antro o lis taquitos Copacabana
    2 las pedas en El Ajusco todos los viernes en el pico de águila.
    3 las pedas nocturnas en las trajineras
    4 las muestras de cine en la Cinética Nacional
    5 los arrancones en cuemanco y por toda el sur de edta gran ciudad qué amo tanto.

    Reply

deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *