Cargando Directorio de Coapa...

Cargando Directorio de Coapa...

Solo Coapa

Cacomixtles en Coapa y la CDMX:

Cacomixtles en Coapa y la CDMX:

Sobreviviendo en el Laberinto Urbano

La Ciudad de México, conocida por su bullicio y crecimiento constante, es un verdadero laberinto urbano que ha modificado drásticamente el hábitat de diversas especies silvestres. Entre estos intrépidos habitantes que antes se encontraban en armonía con la naturaleza, encontramos uno de los ejemplos más notables, el cacomixtle (Bassariscus astutus), un pequeño carnívoro nocturno que ha encontrado en esta metrópolis su hogar, y que han logrado adaptarse a la convivencia con los seres humanos. Pero que como en muchos casos, el ser humano no ha querido tener una convivencia armónica con esta y muchas otras especies.

Los cacomixtles, también conocidos como bassariscos, son parientes cercanos de los mapaches y coatíes; son mamíferos pequeños pertenecientes a la familia Procyonidae. Históricamente, estas criaturas han habitado diversas regiones de México, incluida la Ciudad de México, principalmente bosques y zonas montañosas, son criaturas nocturnas, expertas escaladoras y cazadoras de insectos, pequeños mamíferos, como roedores y frutas. La relación entre los cacomixtles y los habitantes locales ha sido una mezcla de fascinación y mitología, siendo considerados animales espirituales en algunas culturas indígenas. Por ejemplo, en la cultura náhuatl, el cacomixtle era considerado un animal sagrado y protector de los hogares. Su presencia simbolizaba la prosperidad y riqueza espiritual. El cacomixtle era considerado un animal de poder en la cosmovisión prehispánica En la cultura mexica, el cacomixtle era asociado con la figura del dios Xochiquetzal, la diosa de la fertilidad y el amor. Por lo que muchas personas pretenden usarlos con esos fines, tenerlos en cautiverio o sacrificarlos en diferentes ritos.

En la Ciudad de México, los cacomixtles principalmente habitan en áreas verdes y parques urbanos que aún conservan cierto grado de vegetación y biodiversidad. Estas áreas proporcionan un refugio y recursos para su supervivencia en medio del entorno urbano. En los últimos años, de ha reportado un crecimiento importante de estos pequeños, sobre todo en la zona sur de la Ciudad de México. En Coapa tenemos el privilegio de tenerlos como vecinos, ya que dentro de las zonas donde se ha observado la presencia de cacomixtles incluyen:

El Parque Ecológico de Xochimilco, famoso por sus canales y chinampas, pero también cuenta con áreas de vegetación natural y parques ecológicos. Estos espacios han proporcionado un hogar para los cacomixtles y otras especies silvestres.

El Bosque de Tlalpan, y el Ajusco, localizados en el sur de la ciudad ofrecen un ambiente más natural y menos urbanizado, proporcionando una oportunidad para que los cacomixtles habiten y se desplacen.

En Ciudad Universitaria, que cuenta con extensas áreas verdes y la formación de rocas volcánicas, les ofrece una gran cantidad de pequeñas cuevas en donde habitar, los parques y calles de Santa Ursula Coapa y otras colonias de los pedregales, el Parque de los Coyotes, Cuemanco y otros pequeños parques de Tlalpan y Coyoacán.

El Bosque de Chapultepec es un icónico parque y uno de los pulmones verdes más grandes de la ciudad y alberga una variedad de flora y fauna. Los cacomixtles han encontrado en este lugar un ambiente adecuado para su hábitat y han sido vistos con frecuencia en las áreas arboladas.

El Parque Nacional Desierto de los Leones que se ubica en la zona poniente de la ciudad, este parque nacional ofrece un ambiente más silvestre y menos intervenido por la urbanización, lo que lo convierte en un hábitat adecuado para los cacomixtles.

Áreas Verdes Residenciales: En algunas zonas residenciales de la ciudad, especialmente aquellas cercanas a grandes parques o áreas naturales, los cacomixtles han sido avistados debido a la presencia de vegetación y espacios arbolados.

Es importante tener en cuenta que, debido a la adaptabilidad de los cacomixtles, pueden encontrar refugio en otras áreas verdes más pequeñas y menos conocidas en toda la ciudad. Sin embargo, los parques mencionados anteriormente representan algunas de las zonas principales donde la presencia de esta especie ha sido reportada con mayor frecuencia.

En el pasado, la expansión urbana no representaba una amenaza significativa para los cacomixtles, ya que las áreas naturales aún prevalecían en la ciudad. Sin embargo, con el aumento de la población y la construcción de infraestructuras, el entorno natural de estos animales ha sido fuertemente impactado, lo que ha llevado a un cambio significativo en su comportamiento y supervivencia. Sin embargo, los cacomixtles, como otras especies, demostraron una sorprendente adaptabilidad, lo que les permitió persistir en los espacios verdes residuales, parques urbanos y áreas arboladas dentro de la ciudad.

El crecimiento urbano acelerado ha dejado su huella en el hábitat de los cacomixtles, y estos pequeños carnívoros se enfrentan a varios desafíos:

Pérdida de hábitat: La destrucción de áreas boscosas y la urbanización masiva han disminuido drásticamente el espacio disponible para los cacomixtles. Los lugares que alguna vez fueron sus refugios naturales han sido reemplazados por carreteras, edificios y zonas residenciales.

Accidentes viales, atropellos y colisiones: Con la construcción de carreteras y autopistas, en las zonas urbanas, los cacomixtles deben enfrentar el peligro de ser atropellados al intentar cruzar calles y vías rápidas para buscar alimento, refugio o nuevos territorios.

Acceso a Alimentos, contaminación y basura: La modificación del paisaje natural ha alterado la disponibilidad de los recursos alimenticios tradicionales de los cacomixtles, lo que puede llevarlos a depender más de los desechos humanos, más la presencia de grandes cantidades de basura y residuos alimenticios en las calles ha atraído a los cacomixtles hacia áreas urbanas en busca de alimento. Esto, a su vez, puede llevar a problemas de salud y comportamientos inadecuados debido a una dieta poco natural.

Depredación y maltrato: La interacción con seres humanos también puede resultar en depredación directa o maltrato hacia los cacomixtles, ya que la ignorancia de muchas personas les hace pensar que son como plagas, amuletos, los persiguen o los mantienen como mascotas.

Acciones inmediatas para conservar la especie

Aunque los cacomixtles han sobrevivido en la Ciudad de México durante décadas, su situación actual plantea varios desafíos. Para asegurar su supervivencia se deben tomar medidas inmediatas y efectivas:

Creación de Corredores Ecológicos:

La urbanización ha dividido su hábitat natural en fragmentos cada vez más pequeños. Esto dificulta la búsqueda de alimento, la reproducción y la interacción social de los cacomixtles, lo que puede llevar a una disminución de su diversidad genética y, en última instancia, a problemas de salud y adaptabilidad. Es crucial establecer y proteger espacios naturales dentro de la ciudad, como parques y reservas, donde los cacomixtles puedan encontrar refugio y alimento.

Concientización pública:

Campañas educativas dirigidas a la población local son esenciales para fomentar la coexistencia pacífica con los cacomixtles. La sensibilización sobre la importancia de estos animales en el ecosistema y su papel en el control de poblaciones de insectos y roedores es fundamental.

Medidas de prevención de atropellos

La instalación de pasos elevados para animales y señalización adecuada en zonas frecuentadas por cacomixtles puede reducir los accidentes viales.

Manejo adecuado de la basura

La promoción de programas de reciclaje y la concientización sobre la importancia de mantener las calles limpias pueden disminuir la dependencia de los cacomixtles de la basura urbana.

Regulación de la tenencia de mascotas:

Es fundamental implementar leyes y sanciones más estrictas contra la tenencia ilegal de cacomixtles como mascotas, para evitar la disrupción de poblaciones silvestres y el maltrato animal.

Como hemos visto, los cacomixtles enfrentan una lucha por su supervivencia en la Ciudad de México debido al crecimiento urbano desmedido. Sin embargo, la conservación de estas criaturas es posible a través de acciones coordinadas y la colaboración de la sociedad. El respeto por la vida silvestre y la protección de su hábitat son responsabilidades que deben ser asumidas tanto por autoridades como por ciudadanos conscientes. Solo a través de esfuerzos conjuntos, podemos asegurar que los cacomixtles continúen siendo parte integral del patrimonio natural de esta vibrante ciudad.

deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *