Solo Coapa

50 años conmemorando el Día Mundial del Medio Ambiente:

50 años conmemorando el Día Mundial del Medio Ambiente:

Un llamado a la acción para los jóvenes de Coapa y el mundo.

Restaurar nuestro ecosistema: renacer la naturaleza”.

El Día Mundial del Medio Ambiente se conmemora desde 1973 gracias que los temas ambientales se unieron a la agenda establecida durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano en Estocolmo, Suecia. Esta conferencia fue un parte aguas en la historia de la conciencia ambiental global, ya que reunió a líderes de todo el mundo para discutir los desafíos ambientales y promover la cooperación internacional para abordarlos.

Desde entonces, el Día Mundial del Medio Ambiente se ha convertido en una plataforma global para aumentar la conciencia sobre problemas ambientales urgentes, como el cambio climático, la deforestación, la pérdida de biodiversidad y la contaminación. Cada año, se elige un tema central para enfocar los esfuerzos y movilizar a la sociedad en general, y a los jóvenes en particular, para actuar en beneficio del medio ambiente.

En México, el Día Mundial del Medio Ambiente se celebra de diversas maneras. El gobierno, organizaciones no gubernamentales y comunidades locales se unen para realizar eventos y actividades educativas, así como campañas de sensibilización. Además, se fomenta la participación ciudadana a través de la limpieza de espacios públicos, plantación de árboles, conferencias y talleres relacionados con la conservación ambiental.

El gobierno de la Ciudad de México, también ha tomado cartas en el asunto con diferentes acciones que van desde la concientización a la población por medio de programas dirigidos a la educación medio ambiental, prohibición de uso de plásticos de un solo uso, establecido en la Ley de Residuos Sólido, que se refleja en la reciente clausura del Sam’s Club que se ubica en Acoxpa, entre Paseo Acoxpa y el Hospital Ángeles Acoxpa.

El pasado 22 de marzo se realizó la clausura parcial del establecimiento, por comercializar plásticos de un solo uso, a pesar de la prohibición existente. Debido a que tras varias llamadas de atención, siguieron comercializando plásticos desechables, ya que el comercio ofrecía alimentos en charolas de plástico desechables, prohibidas en la normatividad vigente.

Cabe recordar que la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal estableció que a partir del 1 de enero de 2020 se prohibieron las bolsas de plástico de un solo uso y desde el 1 de enero de 2021 quedaron prohibidos los productos de plástico desechables como cubiertos, tenedores, cuchillos, cucharas, así como palitos mezcladores, platos, popotes o pajitas, bastoncillos para hisopos de algodón, globos y varillas para globos, vasos y sus tapas, charolas para transportar alimentos, así como los aplicadores de tampones hechos total o parcialmente de plástico y diseñados para su desecho después de un solo uso, excepto los que sean compostables.

El Cambio Climático en Coapa:

Para la gente de Coapa, es familiar conocer la problemática que se enfrenta debido al cambio climático y otros problemas que enfrenta la zona como la contaminación del aire y del agua, la pérdida de áreas verdes y la gestión de residuos.

El caso del Ajolote o Axolotl (extraño monstruo o monstruo de agua), es una especie de anfibio endémico de México y uno de los iconos de la zona de Xochimilco, en la Ciudad de México. Sin embargo, no es un tema desconocido, que además ha despertado mucho interés entre los jóvenes de coapa y que lo han adoptado como mascota virtual generacional, para visibilizar los problemas de extinción que enfrenta en su hábitat natural que amenazan su supervivencia. Estos problemas incluyen:

Pérdida de hábitat: La urbanización y la expansión agrícola en la zona de Xochimilco han llevado a la destrucción y fragmentación del hábitat del ajolote. Muchas áreas de humedales y canales han sido drenados y rellenados para la construcción de viviendas y la agricultura intensiva. Esta pérdida de hábitat limita la disponibilidad de refugios y alimento para el ajolote.

Contaminación del agua: Los canales y cuerpos de agua en Xochimilco se enfrentan a problemas de contaminación debido a las descargas de aguas residuales y la acumulación de sedimentos. Los contaminantes, como los metales pesados y los productos químicos agrícolas, afectan la calidad del agua y pueden ser perjudiciales para la salud del ajolote. La contaminación también reduce la disponibilidad de presas, como insectos y crustáceos, que constituyen su dieta principal.

Falta de conciencia y educación: La falta de conciencia pública sobre la importancia del ajolote y su hábitat es otro desafío. Muchas personas no conocen la importancia de conservar esta especie única y su función en los ecosistemas acuáticos. La educación ambiental y la promoción de prácticas sostenibles son fundamentales para proteger al ajolote y su entorno.

Para abordar estos problemas, se requiere una acción conjunta de las autoridades, las comunidades locales y los grupos de conservación. Es necesario implementar medidas de conservación, como la creación de áreas protegidas, la restauración de hábitats degradados, el monitoreo de la calidad del agua y la regulación del comercio de ajolotes. Además, es esencial fomentar la educación ambiental y promover la participación de la comunidad en la protección y conservación del ajolote mexicano.

Por otro lado, hace tan solo unas cuantas décadas, en la Glorieta de Vaqueritos, en Cuemanco, cerca de Canal Nacional y otros lugares de paso, se podían ver parvadas de aves,  que venían del norte de Estados Unidos y Canadá para resguardarse del frio en los alrededores de Coapa, como Xochimilco. Todos sabemos que la Ciudad de México forma parte de la ruta migratoria central, que reúne a las aves que habitan las praderas de Norteamérica

Cada año, la Ciudad de México recibe aproximadamente 229 especies de aves migratorias de invierno, las cuales dejan sus lugares de reproducción en busca de alimento y refugio en otros sitios más cálidos. El pelícano blanco americano, el martín pescador norteño, son algunas de las aves que nos visitan.

Las acciones emprendidas a partir de 2019 por el Gobierno de la Ciudad de México para revegetar la ciudad; rehabilitar Áreas Naturales Protegidas, Áreas de Valor Ambiental y áreas verdes urbanas; mejorar la zona lacustre de Xochimilco y Cuemanco y al oriente de la ciudad, además de los esfuerzos para el monitoreo de la biodiversidad, contribuyen a conservar estos espacios y con ello, a mantener las condiciones para que diversas especies puedan vivir y en este caso, para que las aves migratorias sigan llegando a la capital. Estas acciones han permitido aumentar en 42 especies las aves que ahora se registran y viven en la ciudad pasando de 355 a 397.

De la misma forma, gracias a observadores de aves y al Programa de Monitoreo de la Biodiversidad de la Ciudad de México, se tiene registro, por citar algunos ejemplos, de la llegada del martín pescador norteño, el pelícano blanco americano y el zambullidor pico grueso al área natural protegida Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco.

Sin embargo, los jóvenes de esta comunidad pueden desempeñar un papel crucial en la protección y mejora de su entorno local. Aquí hay algunas acciones que pueden tomar:

Educación y concientización:

La educación es fundamental para generar un cambio positivo. Los jóvenes de Coapa pueden involucrarse en programas de educación ambiental, tanto en instituciones educativas como a través de organizaciones locales. Además, pueden compartir información y concientizar a sus amigos, familiares y vecinos sobre la importancia de preservar el medio ambiente y adoptar prácticas sostenibles en su vida diaria.

Participación en proyectos comunitarios:

Existen numerosas organizaciones y grupos comunitarios en Coapa que trabajan en la protección del medio ambiente. Los jóvenes pueden unirse a estas iniciativas y participar en proyectos de reforestación, limpieza de ríos y parques, y promoción de prácticas de reciclaje y reducción de residuos. También pueden organizar eventos y actividades ecológicas en su vecindario para fomentar la participación de la comunidad.

Promoción de la movilidad sustentable:

El transporte es una de las principales fuentes de contaminación en las ciudades. Los jóvenes de Coapa pueden promover la movilidad sustentable utilizando medios de transporte no motorizados, como la bicicleta (ver articulo sobre el día mundial de la bicicleta) o caminar, en lugar de depender de los vehículos particulares. Además, pueden abogar por una mayor inversión en transporte público eficiente y amigable con el medio ambiente en su comunidad.

Consumo responsable:

Los hábitos de consumo tienen un impacto significativo en el medio ambiente. Los jóvenes de Coapa pueden optar por productos locales y de comercio justo, reducir el uso de plásticos desechables y practicar el reciclaje en sus hogares y lugares de estudio o trabajo. Al tomar decisiones de consumo responsables, pueden contribuir a la reducción de la contaminación y la preservación de los recursos naturales.

Así. el Día Mundial del Medio Ambiente es una llamada a la acción para todos, especialmente para los jóvenes. En Coapa, los desafíos ambientales son evidentes, pero también lo son las oportunidades para generar un cambio positivo. Mediante la educación, la participación comunitaria, la promoción de la movilidad sustentable y el consumo responsable, los jóvenes pueden marcar la diferencia y contribuir a un entorno más saludable y sostenible. ¡Es hora de actuar y ser líderes del cambio en nuestra propia comunidad!

1 Comentario


  1. Sandra

    Es necesario hacer conciencia de la situación que estamos viendo y falta de cultura

    Reply

deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *